jueves, septiembre 03, 2009

027. LAS HORMAS DE MIS ZAPATOS.


Un día de hace años llegué del trabajo sumamente cansado y cuando
entraba a mi casa toda la familia opinaba mal de mis zapatos viejos...
me fui en silencio a mi cuarto y alli cuando descansaba de pronto
uno de mis zapatos abrió sus ojitos caídos y... ¿saben? Me dijo esto:




LAS HORMAS DE MIS ZAPATOS

(Serie "De mis versos a mi cielo")
- Soneto Alejandrino -




Fue el destino que trajo tus pies a mis dos hormas,
de encontrarnos casual cuando ibas todo lerdo
y mira ya me corren instantes que ora muerdo
en mi cuero acabado, curtido y sin reformas.

Las toscas lengüetas dibujan varias formas,
volviendo a todos locos menos uno que es cuerdo,
quien quiere conservarnos por siempre de recuerdo.
¿Ves? No lo decidistes. ¡Al carajo esas normas!

¿Por qué nos miras triste, si aún no hemos marchado?
¡No quiero que nos llores! Porque ya estamos viejos,
con hormas desgastadas, el talón desmanchado,

las cuerdas con hilachas y en colores añejos.
- Mira pisamos firmes, humano afortunado -
¿Si quieres? Con nosotros podemos ir más lejos.



Hoy vi las hormas de mis viejos y fieles zapatos,
que marcaron mis pisadas por senderos agrestes,
que otras veces caminaron por mil cielos celestes,
llevando mis versos sin dejarlos en orfanatos...

Hoy sigo con ellos caminando en sus formatos
y con ellos me iré puestos hasta el fin de los relatos...

2 comentarios:

Inés María Díaz dijo...

Bonito vehículo para hacer el camino de toda una vida, esos zapatos. Me ha encantado. Saludos

Juan José dijo...

Este alejandrino es sobre la historia de mis zapatos.. si vieras que aún las guardo en su cajita, aunque no las use.. siempre me dicen que siga caminando aunque ellos duerman en sueño de los justos... Gracias por estar y acompañarme.. Un abrazo hasta alli... Juan José

Related Posts with Thumbnails